La densidad de las palabras clave

La densidad de las es un tema de interés para nosotros. En este caso, en lugar en un sentido positivo del mismo, algo que, por lo demás, sería lo habitual, vamos a hablar de este en un sentido negativo. Es decir, no vamos a tratar aquí de promocionar la densidad de palabras clave en los contenidos publicados, sino a avisar de los efectos negativos de abusar de la densidad de las palabras clave en nuestros textos. No obstante, algo positivo tendremos que decir al respecto, al menos para situarnos en la cuestión.

1. El aspecto positivo de la una buena densidad de las palabras clave en los contenidos

Todo el mundo conoce los efectos positivos de tener contenidos con una buena densidad de palabras clave. Cuando un usuario hace una búsqueda en Google, obtiene una lista de resultados, los cuales tienen que ver con la proporción y cantidad de palabras escritas en cada página web de la lista y las palabras utilizadas para realizar la búsqueda. Los sitios en los que más veces aparecen las palabras utilizadas para la búsqueda son los que aparecen mejor posicionados en la lista que Google devuelve al usuario como resultado de búsqueda.

Esto ha llevado a que en muchas páginas web se hayan llevado a cabo tareas de optimización para Google, sobre la base del conocimiento de esta mecánica.

2. El aspecto negativo

Google, que no es tonto, se dio cuenta de que se estaba cometiendo un abuso respecto de la densidad de las palabras clave, de tal modo que estas aparecían de forma artificial y desenfrenada, con lo que los contenidos perdían calidad. Así que su sistema de indexación mejoró.

Las páginas web que quieren subir en el ranking de Google a cualquier precio comenzaron a utilizar este recurso de forma desmedida, como decimos, sumándolo a los links de baratillo, los contenidos duplicados y los textos ocultos. Con ello conseguían mejorar su posicionamiento web. Así que, en vista de esto, Google se vio obligado a poner límites a la densidad de las palabras clave permitida, de tal modo que tuvo que afinar el sistema.

De este modo, si no queremos ser penalizados por Google y queremos que nuestro sitio sea indexado en su base de datos, no deberemos superar un 7 % la densidad de las palabras clave (por supuesto, ni del resto de palabras que no sean Stop words). Para saber cuáles son las palabras que hemos de vigilar, así como la densidad de las mismas en nuestros textos, podemos utilizar algunas de las herramientas gratuitas disponibles en Internet.

Post Relaionados

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *